El papel de la Unión Europea

En la Unión Europea viven casi 1 millón de refugiados reconocidos. Representan un 5 % de todos los que hay en el mundo y equivalen al 0,2 % de la población de los 28 países. La crisis humanitaria ha doblado en un año el número de nuevas solicitudes de asilo. España es el país grande de la Unión Europea que menos peticiones recibe y que menos personas protege. Las instituciones y la sociedad civil catalana se están organizando para acoger a las que lleguen.

Unión Europea

Las cifras de asilo en la Unión Europea el 2015

1.322.190 nuevas
solicitudes

593.295 decisiones
adoptadas*

307.625 personas
protegidas

285.670 peticiones
rechazadas

1.003.005 personas
esperando respuesta**

Fuente: Eurostat.

  • * Decisiones adoptadas en primera instancia.
  • ** Total acumulado a diciembre de 2015.

Los años 2014 y 2015 acabaron con cifras récord y alarmantes de desplazamientos de personas. Solo durante el 2014, 3 millones de personas huyeron de sus países para buscar refugio en otro sitio. Más de 627.000 pidieron asilo en la Unión Europea. A lo largo del 2015, buscaron protección más de un millón de personas más.

La falta de vías de llegada reguladas y seguras a la Unión Europea y el refuerzo del control de sus fronteras externas empujan a los refugiados a ponerse en manos de las mafias y seguir rutas peligrosas. Durante el 2015, más de 1,5 millones de personas entraron o intentaron acceder a territorio comunitario de manera irregular, cerca del doble que durante el periodo 2009-2014, según datos de Frontex, la agencia europa de control de fronteras exteriores, y de la Comisión Europea. Acnur calcula que más de 1 millón de personas llegaron por mar y 3.771 murieron ahogadas o desaparecieron por el camino.

La mayoría proceden de Siria, Eritrea, Afganistán, Somalia, Nigeria e Irak, y huyen de conflictos armados, la violencia, la opresión o la vulneración de los derechos humanos. Otras dejan atrás catástrofes naturales, hambre y miseria.

La Unión Europea es el bloque político más próspero del planeta, pero ha reaccionado a la crisis humanitaria de refugiados blindando fronteras, negociando repartos de cuotas escasas que alivien la presión sobre Italia, Grecia y Hungría, y destinando ayuda financiera a programas humanitarios y de asistencia, sobre todo para los países limítrofes de Siria, donde se encuentra actualmente el grueso de los refugiados.

 

Política de asilo Haz clic para desplegar el contenido

Los países de la Unión Europea son firmantes de una larga serie de legislaciones que los obligan a acoger y ofrecer una protección adecuada a los refugiados y a garantizar los derechos de todas las personas migradas, con independencia de los motivos de su desplazamiento.

Desde 1999, la Unión Europea impulsa el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), que prevé la armonización de legislaciones y la aplicación de unos criterios similares para tramitar y valorar las solicitudes de asilo y para atender tanto a los demandantes como a las personas que obtienen protección y garantizarles seguridad y condiciones de acogida dignas, además de acceso a los servicios de salud, educación, servicios sociales, permiso de residencia y autorización de trabajo.

Algunos estados miembros, entre los cuales se encuentra España, todavía no las han incorporado del todo en su legislación nacional, por lo que la Comisión Europea les abrió procedimientos de infracción en el 2015. Las diferencias persisten y las personas refugiadas reciben un trato distinto según el país donde solicitan protección.

El SECA también dispone de una base de datos conjunta de huellas dactilares de los solicitantes de asilo (Eurodac) que sirve para determinar el país responsable de tramitar la solicitud. Eso implica que cuando un refugiado viaja a través de varios países buscando refugio, uno de los estados lo pueda deportar al primero al que llegó, habitualmente países fronterizos. El denominado sistema de Dublín, por el convenio que lo puso en marcha, afecta a una media de 50.000 casos cada año. Tiene en cuenta el criterio de unidad familiar, es decir, el país responsable es aquel en el que ya residen familiares del solicitante, pero no sus preferencias.

La Unión Europea distingue entre solicitante de asilo y refugiado. El primero es quien pide protección internacional; el segundo, quien la obtiene. Para conseguirla, hay que seguir un procedimiento legal más o menos largo que varía de un país a otro y demostrar que se ha tenido que abandonar el país de origen porque la propia vida peligraba, lo que no siempre es fácil.

Los estados otorgan dos formas de protección: el estatuto de refugiado y la protección subsidiaria. Algunos países conceden también permiso de estancia por razones humanitarias.

Los datos de asilo Haz clic para desplegar el contenido

La Unión Europea acoge en torno a un millón de refugiados reconocidos y más de 800.000 solicitantes de protección internacional pendientes de recibir una respuesta, según datos de la Comisión Europea. Sumados, equivalen a un 0,36 % de la población total de la Unión Europea o a 3,6 personas por cada 1.000 habitantes.

El número de solicitudes de asilo se incrementó mucho en el 2014, año en que pidieron refugio un 45 % más de personas que durante el año anterior. No obstante, se dispararon, sobre todo, a partir de junio del 2015, con una media mensual de 125.000 personas, más del doble que durante los meses anteriores. El cómputo anual superó el millón de personas, frente a las 627.000 del 2014.

Los diez principales países de origen de las personas que solicitaron protección durante el 2014 y el 2015 son Siria, Afganistán, Kosovo, Irak, Albania, Pakistán, Eritrea, Nigeria, Serbia y Ucrania. Los principales países donde la pidieron fueron Alemania, Suecia, Hungría, Austria, Italia y Francia.

La elección del país europeo donde solicitar asilo depende de muchos factores, desde los vínculos históricos entre el país de salida y el de destino, así como el conocimiento de la lengua, hasta la presencia de comunidades ya establecidas o la situación económica local. Sin embargo, también tiene un peso importante la percepción de las posibilidades de obtener protección internacional o de los beneficios que esta aporta.

En este sentido, Suecia y Alemania son los dos países más generosos de la Unión Europea. El primero es el que recibe más solicitudes per cápita, 4,3 por cada 1.000 habitantes, y el que tiene una proporción de concesiones de protección más alta, el 71 % de todas las decisiones que toma. El segundo es el que más solicitudes recibe, una de cada tres de todos los de la Unión Europea, y el que más concede en valores absolutos, un 26 % del total.

La media de reconocimiento de los países de la Unión Europea en el 2014 fue del 45 % de las decisiones adoptadas; es decir, el 55 % fueron denegadas. Los principales beneficiarios fueron ciudadanos sirios —un 37 % del total—, seguidos de eritreos, afganos e iraquíes.

Las medidas de emergencia Haz clic para desplegar el contenido

La Comisión Europea propuso en mayo del 2015 dos mecanismos de emergencia para implicar a los estados miembros en la crisis de refugiados, las cuotas de reubicación y las cuotas de reasentamiento, que deben cumplirse en dos años. Las primeras afectan a las personas que han conseguido llegar a la Unión Europea y se encuentran actualmente en Italia, Grecia y Hungría. Las segundas se refieren a las personas que han buscado protección en los países limítrofes a los conflictos, sobre todo en campos de refugiados.

En el primer caso, se han repartido 160.000; en el segundo, 20.000. La distribución entre países se ha calculado en función de la población y el PIB de cada uno, corregidos con la tasa de paro y el esfuerzo de asilo en los cinco años anteriores. El que más refugiados asume es Alemania, seguida de Francia y España. Cada país recibe como compensación 6.000 euros por persona reubicada.

Las cuotas se aplican a los refugiados originarios de terceros países que tengan una media europea de reconocimiento igual o superior al 75 %: actualmente son Siria, Eritrea e Irak.

Las cuotas han ido acompañadas de medidas para promover la expulsión de población migrante en situación irregular. Entre setiembre y diciembre del 2015, se deportaron a 153 personas desde Italia y 683 en vuelos conjuntos coordinados por países miembros y Frontex, la agencia de control de fronteras exteriores de la UE, con destino a distintos países, como Egipto, Túnez, Nigeria, el Pakistan, Albania y Kosovo.

No hay datos completos sobre el número de personas que se fuerza cada año a abandonar el territorio europeo. En el 2014 se identificaron a más de 625.000 personas en situación irregular y a más de 470.000 se les ordenó que se marcharan. Más de 192.000 lo hicieron. Un poco más de 42.000 personas fueron deportadas desde 16 países sobre los que se tienen datos: un 30% de estas, desde Francia, y un 30% más, desde España.

Hechos y datos de la crisis en la Unión Europea

Migrantes económicos frente a refugiados

Esta crisis trata de refugiados y no de migrantes económicos. El 84 % del más de 1 millón de personas que llegaron por mar a la Unión Europea en el 2015 procedían de los diez principales países de origen de los refugiados del mundo, según datos de Acnur. Cerca de la mitad huyeron de Síria, el 21%, de Afganistán, y el 13% de Irak y Eritrea, todos candidatos a solicitar protección internacional y a obtenerla.

Llegadas ilegales frente a entradas regulares

Las rutas de llegada a la Unión Europea son irregulares porque su legislación no las prevé regulares. En el 2015, el número de llegadas fue cerca del doble que durante el periodo 2009-2014. La falta de vias de llegada legales y seguras ha convertido el Mediterráneo en una enorme fosa común. Un informe de la Organización Internacional para las Migraciones (IOM) estima que en el año 2014 concentró el 75% de todas las muertes de personas sucedidas durante trayectos migratorios en todo el mundo.

Migrantes irregulares frente a solicitantes de asilo

No se sabe cuántas personas sin papeles viven en la Unión Europea, solo el número de las que las autoridades de cada país identifican en situación irregular. Un tercio de las cerca de 626.000 que se detectaron en el 2014 eran ciudadanos de Siria, Eritrea y Afganistán, según datos de Eurostat. Ese año se ordenó a cerca de 470.000 personas que abandonaran alguno de los estados miembros. De totas ellas, 44.700 eran de nacionalidad siria.

Número de refugiados frente a refugiados per cápita

Un país tan pequeño como el Líbano, de un tercio del tamaño de Cataluña y menos de la mitad de su PIB per cápita, aloja a 232 refugiados por cada mil habitantes; Jordania, 87; Chad, 34, y Suecia, 15. En comparación, la Unión Europea alojaba en marzo de 2015 una media de alrededor de 3,2 personas por cada 1.000 habitantes, sumando los refugiados reconocidos y los solicitantes de asilo pendientes de respuesta.

Emergencia frente a parálisis

Los países de la Unión Europea se han comprometido a reubicar a 160.000 refugiados en dos años para aliviar el peso de los países de llegada, especialmente de Italia y Grecia. Es un esquema de emergencia, pero, si sigue el ritmo del 2015, durará más de 245 años. En el año 2015 se habilitaron alrededor de 4.200 plazas de acogida y se reubicó a 272 personas, según datos de la Comisión Europea, que actualiza regularmente las cifras.

El coste de la acogida frente al coste de las deportaciones

El gasto de la acogida de los 160.000 refugiados por reubicar de Italia y Grecia es de cerca de mil millones de euros. Los países de la Unión Europea más Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein se gastan lo mismo anualmente en deportar a miles de personas, según ha calculado el consorcio de periodistas que está detrás de Migrant Files.

Mapa de la Unión Europea en que se pueden ver, en cada uno de los 28 países miembros, los datos de solicitudes de asilo y de respuestas positivas y negativas durante el año 2015, así como el porcentaje que eso supone con relación al total de la Unión Europea.

Los datos de asilo en la Unión Europea por estados miembros
Decisiones: se tienen en cuenta las que se han adoptado en primera instancia.
Periodo: de enero a septiembre de 2015.

Fuente: EUROSTAT

  • Las solicitudes de asilo el 2015
  • La evolución de las solicitudes de asilo
  • Las decisiones sobre asilo el 2015
  • La evolución de las decisiones sobre asilo

Fuente: EUROSTAT

Se muestra en cuatro gráficos la evolución del número de solicitudes de asilo y de decisiones sobre las solicitudes que se tomaron de enero a octubre del 2015 y del año 2008 al 2015.

Comparte este contenido

Whatsapp