Una de cada tres personas atendidas por el SAIER es solicitante de asilo

29/08/2018 - 14:58

Redacció

Ayuntamiento. La atención municipal a personas migrantes se ha reforzado todo el verano con el dispositivo conjunto con la Cruz Roja por la llegada de personas por la frontera sur.

El Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (SAIER) ha atendido a 4.567 personas que buscaban protección en lo que llevamos de año, una cifra que supera el global del 2017. Paralelamente, durante todo el verano se ha mantenido el dispositivo con la Cruz Roja de primera acogida para las personas migrantes que han llegado al Estado por la frontera sur.

El SAIER en datos

En el servicio de atención social del SAIER se atienden a personas extranjeras extracomunitarias y solicitantes de asilo. En total, hasta julio del 2018 se han atendido a 12.621, un 14,6 % más de las que se atendieron en el mismo período del 2017. De estas, las personas demandantes de protección internacional suponen un 36 %, un porcentaje que se ha quintuplicado en solo tres años.

Con respecto a las familias refugiadas atendidas este año por el SAIER, figuran 1.020 menores, una cifra que supera los 846 de todo el año 2017.

Venezuela sigue siendo el país desde el cual más personas solicitan protección internacional, y junto con las provenientes de Colombia, Honduras y Georgia suman el 60 % del total. Por el contrario, desde el mes de marzo se ha producido una bajada en el número de personas refugiadas de origen ucraniano.

Medidas urgentes para una acogida digna

En los últimos meses se ha producido un gran incremento de las necesidades de alojamiento de emergencia, en especial de personas solicitantes de asilo, debido a cambios en los criterios de acceso al alojamiento que el Estado está obligado a proveer.

En la ciudad de Barcelona se alojan, diariamente, unas 400 personas en situación de vulnerabilidad que tendrían que ser atendidas por el Estado español. De estas, 200 por medio del SAIER, 76 en el Centro municipal de Acogida Nocturna de Emergencias (CANE), gestionado por la Cruz Roja, 100 a través del programa Nausica y en torno a 100 en el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB).

Para atender más allá de donde lo hacía el Estado, precisamente el Consistorio abrió el programa Nausica, una iniciativa propia de atención integral para acoger a solicitantes de protección internacional que consta de 78 plazas de alojamiento. El programa ofrece un servicio de vivienda temporal y un seguimiento social para que las personas usuarias alcancen un grado de autonomía suficiente para vivir en el país con sus recursos.

Siete entidades del tercer sector especializadas en el ámbito social y de la inmigración y el refugio se encargan de la gestión del programa Nausica, dotado con 1,13 millones de euros.

Desde la frontera sur

Durante el verano, además, se ha incrementado la llegada de personas migrantes y solicitantes de protección internacional en las costas españolas. De estas, 2.600 han sido enviadas a Barcelona para ser acogidas y atendidas. Desde el mes de junio se mantiene activo el dispositivo de emergencia en coordinación con la Cruz Roja, que gestiona dos equipamientos municipales, con el fin de cubrir las necesidades más importantes de las personas recién llegadas: atención sanitaria, información de primera acogida, atención social general, alimentación, higiene y detección de las situaciones más vulnerables.

Comparte este contenido

Whatsapp