Encuentro académico entorno a las migraciones y el refugio

17/09/2019 - 09:28

Redacció

Investigación. La Universidad Autónoma de Barcelona acogió el IX Congreso de Migraciones, que reunió a expertos y expertas del mundo académico internacional.

Con el lema “Fronteras, exclusiones y movilidad”, el CER-Migracions, en colaboración con la Red de Excelencia de Estudios Migratorios, organizó la novena edición del Congreso de Migraciones, que se propone mantener y actualizar un espacio de debate interdisciplinario y holístico entorno al hecho migratorio.

Durante los tres días que duró el Congreso de Migraciones, expertos y expertas de todo el mundo se reunieron en Barcelona para presentar estudios e investigaciones, aportar nuevas perspectivas y nuevos conocimientos y analizar a fondo el fenómeno migratorio y los preocupantes impactos que este fenómeno tiene sobre la vida de las personas que se ven forzadas a migrar.

Según comenta uno de los organizadores del congreso, David Moya, profesor de la Universidad de Barcelona y coordinador del Máster Interuniversitario en Migraciones Contemporáneas (UB-UAB): “El tejido universitario de Barcelona es uno de los más ricos en grupos y centros relevantes de investigadores sobre el tema de las migraciones y el refugio, y por lo tanto, ya era hora que acogiéramos una edición del congreso. Además, tenemos think tanks potentes como, por ejemplo, el CIDOB y el IEMed, y unas administraciones, local y autonómica, altamente potenciadoras de estos tipos de investigaciones.”

Investigando realidades complejas

Además de tratar la situación migratoria concreta del Estado español, el congreso también ofreció visiones más europeas, africanas o, incluso, de Latinoamérica. Es el caso del estudio que presentó la periodista e investigadora Helena Maleno, Mujeres que se mueven, en el que analiza el discurso de las mujeres subsaharianas en Marruecos.

“Las investigaciones requieren una actitud permeable y flexible para poder acercarse a realidades muy complicadas”

Maleno explicó que el informe pretende visibilizar a las mujeres migrantes como sujetos de derecho, que resisten ante las violencias que sufren y reivindican los derechos que les pertenecen. “Los proyectos migratorios de estas mujeres nos pueden dar pautas para analizar la necropolítica, la que da más valor a unas vidas que a otras y que, en el caso de las mujeres, las convierte en una mercancía”, dijo. Por último, la periodista compartió la idea de que las investigaciones requieren una actitud permeable y flexible para poder acercarse con cuidado a realidades tan complicadas como la de estas mujeres, en estado de máxima vulnerabilidad.

Las ciudades como centros de acogida

En la conferencia central se pudo escuchar al profesor de la Universidad de Edimburgo Nasar Meer, que, con el baumaniano título de “Cities of hope, cities of fear,” presentó un estudio comparativo del tratamiento de las migraciones en tres ciudades europeas, Malmö (Suecia), Cosenza (Italia) y Glasgow (Escocia), y advirtió del peligro de caer en el localismo como método, sin tener en cuenta todos los niveles de intervención. “Entiendo”, dijo Meer, “que las ciudades son agentes cruciales en la acogida de personas migrantes y refugiadas, pero tenemos que ser cuidadosos y tener una visión amplia a la hora de estudiar los diferentes modelos de actuación.”

Refugio e integración social

Las aportaciones al tema concreto del refugio fueron muy diversas, y un ejemplo de esto es el estudio realizado por Juan Iglesias y Cecilia Estrada, de la Universidad de Comillas, sobre la integración social de las personas refugiadas por medio del sistema de acogida del Estado español.

Las principales conclusiones de este estudio, después de investigar a este colectivo y a los agentes que intervienen a lo largo de los primeros cinco años del proceso, es que se repiten las condiciones de integración vulnerables que se dan en otros países europeos, las cuales derivan en precariedad laboral, debilidad residencial e incertidumbre económica. El sistema de acogida español se muestra, por lo tanto, incapaz de ofrecer la integración social de los colectivos de refugiados, y como mínimo hay que replantearlo.

Con la idea de reencontrarse dentro de tres años en Madrid, en el X Congreso de Migraciones, los investigadores y las investigadoras se despidieron con el compromiso de seguir ofreciendo estudios y análisis sobre la realidad de las migraciones a las administraciones, los medios de comunicación y la sociedad en general para ayudar a combatir las tendencias populistas y xenófobas actuales.

Comparte este contenido

Whatsapp