El deporte no entiende de fronteras

08/02/2019 - 13:04

Redacció

Acogida. Gracias al programa de acceso a los centros deportivos, las personas solicitantes de asilo disponen de una vía de inclusión y socialización cuando llegan a la ciudad.

La atención a las personas solicitantes de asilo desde una perspectiva global, casi transversal, requiere elementos que vayan más allá de la vivienda y la comida. El Ayuntamiento de Barcelona, con la medida de gobierno “Programa de deportes para personas refugiadas en Barcelona” (de ahora en adelante “medida de deportes”), pretende precisamente facilitar el acceso a centros deportivos municipales a las personas refugiadas para que puedan practicar deporte durante la primera fase del programa de acogida estatal. Se trata de una herramienta complementaria para facilitar la inclusión social y la participación en la vida de la ciudad, como el resto de vecinos y vecinas.

Una primera acogida transversal

A través de las entidades que gestionan el programa estatal de solicitud de asilo, la medida de deportes, aprobada en el año 2017, ofrece la posibilidad a las personas refugiadas de acceder a centros deportivos municipales (CEM) para practicar actividades deportivas y lúdicas gratuitamente. Tal como explica Joana Castro, técnica de una de estas entidades, Bayt al-Thaqafa, el servicio se ofrece a todas las personas que atienden cuando llegan a Barcelona.

De los 39 CEM incluidos en la medida, se escogen los tres que se consideran más adecuados y, según las plazas disponibles, se asigna uno de estos centros a cada solicitante. En principio, también se tiene en cuenta la proximidad, pero sin concentraciones. Así lo explica Pablo Peralta, técnico del plan “Barcelona, ciudad refugio”: “La medida ofrece cinco plazas a cada centro, entendiendo que en estos primeros meses el hecho de desplazarse a otros lugares es positivo, para ir leyendo la ciudad.”

Cien plazas repartidas por la ciudad

El Instituto Barcelona Esports (IBE), artífice de la medida de deportes y encargado de gestionar los CEM, ha puesto a disposición del programa 39 centros deportivos con abonados y 100 plazas en toda la ciudad. De momento se han podido atender todas las solicitudes, ninguna persona interesada se ha quedado sin acceso. Desde el IBE, Eulàlia Dordal comenta que las zonas con más demanda son Sant Andreu y Sarrià – Sant Gervasi, pero las personas usuarias se reparten sobre todo entre Sant Andreu, Horta-Guinardó y Ciutat Vella. Hay que decir, por otra parte, que en torno al 70 % de las personas usuarias son hombres.

Otra línea que se abrió con la medida es la oferta a menores de 16 años de actividades extraescolares deportivas, en las que ahora mismo participan ocho menores en Barcelona.

“El deporte me ha ayudado a no caer en bucles de pensamientos negativos”

El deporte como terapia y espacio de socialización

Maryna, Javier y Angélica son tres de las personas que han utilizado el servicio durante seis meses. Maryna ha contado con una prórroga de tres meses, tal como prevé la medida.

Maryna Haydarzky, joven farmacéutica ucraniana, es usuaria del Centro Deportivo Municipal Les Corts, donde suele ir con su madre, que hace menos deporte que ella pero aprovecha instalaciones como la piscina y la sauna para relajarse. Las dos están muy agradecidas a Bayt al-Thaqafa y el Consistorio, porque, como dice Maryna, “todo lo que recibimos nos permite vivir una vida más agradable, y nos hemos sentido muy bien acogidas”.

Javier Betancourt, maestro de obras que vino de Venezuela con su familia, también expresa su gratitud, porque hacer deporte lo ha ayudado a dejar de pensar constantemente en su situación, sobre todo antes de tener el permiso de trabajo, que acaba de obtener y le permitirá acceder a un trabajo remunerado y, por lo tanto, a un centro deportivo como cualquier otro ciudadano.

Durante los meses del programa, iba cada día al gimnasio del Centro Deportivo Trinitat Vella, para hacer ciclismo de sala y ejercicios cardiovasculares. Durante el periodo de estancamiento de la primera fase del programa de acogida estatal, también decidió trabajar (sin remuneración) como entrenador de béisbol en el Campo Municipal de Béisbol Carlos Pérez de Rozas, en Montjuïc.

“Empecé a dormir mejor y reduje el estado de angustia, gracias a la activación de las hormonas”

Angélica Castro, abogada venezolana, ya tiene el permiso de trabajo, y no tardó ni dos meses en encontrar un trabajo de moza de almacén. Está contenta porque, mientras espera tener los papeles y empezar el largo y difícil proceso de homologación de su título universitario, es independiente y autónoma.

Los primeros meses, sin embargo, fueron muy duros: “Practicar deporte me permitió desviar los pensamientos recurrentes sobre mi situación y, sobre todo, sobre los que había dejado en la huida, mi padre, por ejemplo, que me preocupaba mucho. Empecé a dormir mejor por el agotamiento físico, pero también tengo que decir que me sentí parte de la ciudad, me dejé de sentir pequeña y extraña.” Agradece a la Cruz Roja no solo la posibilidad de acceder al deporte, sino, en general, toda la atención y el calor humano que ha recibido. El deporte conecta con la realidad y el resto de habitantes en igualdad de condiciones.

Usuarios y usuarias de los equipamientos, como el resto de la ciudadanía

Estos tres testigos confirman que la dimensión social del deporte es muy importante. Su vertiente de integración, promoción de la convivencia y cohesión social hace que sea una herramienta muy adecuada en el caso de las personas refugiadas.

Des del IBE y el plan “Barcelona, ciudad refugio” también valoran muy positivamente los resultados del programa. Las entidades colaboradoras encuentran muy beneficioso poder ofrecer este servicio durante los primeros meses de estancia en la ciudad de los recién llegados, un periodo durante el cual no pueden trabajar y tienen que llenar el tiempo de alguna manera. El deporte, además, no requiere conocer las lenguas del país ni la ciudad, ya que es un idioma universal que permite a las personas solicitantes de asilo sentirse integradas en su nueva realidad.

Comparte este contenido

Whatsapp